¡ Nuevos cursos !
Back to Blog

La importancia de la variedad en la escucha musical

musica infantil métricas repertorio musical ritmo Oct 12, 2020

Hablar de escuchar y cantar un repertorio variado puede sonar como un concepto demasiado general y ambiguo. Y realmente lo es, si no matizamos a qué nos referimos.

 

Por ejemplo, podemos escuchar un repertorio variado dentro de la música rock si incluimos muchos grupos con diferente instrumentación, sonido y estilo. Cualquier melómano de la música clásica o del jazz seguramente escuchará un repertorio muy variado, pues son enormes las diferencias tímbricas, formales o conceptuales (entre otras) que existen, por ejemplo, entre una música orquestal del clasicismo y una composición para solista del siglo XX .

 

Sin embargo, cuando en Musicabalú hablamos de trabajar con un repertorio variado nos referimos básicamente a que dentro de una escucha rutinaria podemos percibir música en diferentes modos y métricas. 

 

Pero ¿qué es esto de los modos y las métricas musicales? Por decirlo de una manera sencilla, podemos entender un modo musical como una forma de ordenar los sonidos en una composición. Esto no es ningún invento reciente; de hecho, suelen conocerse como modos griegos porque se utilizan desde la antigua Grecia y fueron la base fundamental de los cantos gregorianos. Cada modo musical tiene su particularidad… y aunque uno no sepa absolutamente nada de música, al comparar dos canciones de diferentes modos no le resultará difícil percibir la sonoridad particular de cada uno. El hecho de que en uno las notas fundamentales se sitúen medio tono más arriba o abajo que en otro puede parecer algo teórico o difícil de entender… pero suele resultar sencillo de sentir. 

 

En cuanto a las métricas, podemos entenderlas como la estructura rítmica subyacente en cada música que escuchamos. Al igual que en los modos, podemos teorizar mucho sobre ellas, pero resulta mucho más interesante simplemente caminar mientras se escucha una música y sentir su métrica con nuestro movimiento. Aunque no sepamos darle nombre a la métrica que suena, seremos capaces de sentirla.

 

Pues bien, cuando hablamos de utilizar un repertorio variado para estimular a nuestros pequeños nos referimos a que, para que la escucha resulte enriquecedora y realmente estimulante, no hay nada como escuchar músicas en varios modos y métricas… una música con mayor “vocabulario musical” . Sin embargo, esto está muy lejos de ser lo común.

 

La mayor parte del cancionero popular infantil sólo utiliza uno o dos modos (el modo mayor y el menor) y una o dos métricas (métrica doble y, con menos frecuencia, la triple). Muy raro resulta escuchar los modos lidio, dórico, eólico, locrio, mixolidio o frigio en estas creaciones, aunque precisamente éste último pueda venirnos a menudo desde la sonoridad del flamenco. Lo mismo se aplica para las métricas irregulares. En otras palabras: podemos escuchar 100 canciones infantiles y estar escuchando continuamente las mismas “palabras musicales”. 

 

De hecho - y para ser justos - esta característica no es para nada exclusiva de la música infantil. La mayor parte de la música que escuchamos habitualmente se basa en lo mismo. Esto no quita, por supuesto, que esta música no pueda ser de altísima calidad, pueda aportar estímulos a nuestra escucha o, “simplemente”, pueda conmovernos y encantarnos. Pero en cuanto a la forma de ordenar sus sonidos, en cuanto al vocabulario musical que emplean, viene a ser como si leyéramos un libro escrito con 50 palabras.

Don't miss a beat!

New moves, motivation, and classes delivered to your inbox. 

We hate SPAM. We will never sell your information, for any reason.